Resumiendo, la ozonoterapia también conduce a una mejoría significativa a nivel general, mejorando la calidad de vida y capacidad de trabajo.

Igualmente compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo conduciendo al envejecimiento.

 

Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, tales como virus, bacterias y hongos.