Carboxiterapia

 

 

Es un método no quirúrgico que consiste en el uso terapéutico del gas dióxido de Carbono (CO2), siendo la administración más usada la subcutánea. El proceso consiste en la aplicación de microinyecciones a través de las cuales poco a poco se inserta el CO2 bajo la piel. Normalmente se suele sentir una especie de quemazón que a los pocos minutos desaparece.

La carboxiterapia se aplica mediante un equipo especialmente diseñado, que permite regular la velocidad del flujo, tiempo de inyección y monitorear el porcentaje de dosis administrada. El CO2, al entrar en contacto con la grasa se difunde y una parte de él va a los glóbulos rojos, lo que provoca que al ponerse en contacto con la hemoglobina, ceda oxígeno a los tejidos. Ese oxígeno permite ser usado para reacciones metabólicas y además produce una estimulación de la combustión de grasas.

En la actualidad, la carboxiterapia es una de las mejores terapias para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo, la flacidez, el envejecimiento corporal y facial. Lo ideal es poder efectuar dos a tres sesiones por semana en un total de 10 sesiones con una duración de 10 a 20 minutos por sesión.

 

 

 

 

Contacto

Tuxpan No. 2 Despacho 303 Col. Roma Sur, México, D.F.

Tels. y Fax: 5219-8673 / 5219-8679