Mejoran el metabolismo, disminuyendo los niveles de colesterol y triglicéridos (dislipidemia) y optimizando el aprovechamiento periférico de la glucosa. Se extraen del árbol de pino y son asimilados de manera muy rápida en comparación con los  ácidos grasos de origen animal. Pertenecen al grupo del omega 3, omega 6.
La utilización de ácidos grasos como elementos fundamentales para la vida humana, son otro de los factores determinantes para el buen desempeño de las membranas celulares presentes en todo el cuerpo.